Energía eólica

Las turbinas eólicas transforman la energía mecánica del viento en energía eléctrica El viento hace girar las hélices, que hacen girar a su vez un eje de transmisión, que conecta con un generados y produce electricidad. Las turbinas eólicas pueden ser construidas tanto en tierra como en alta mar o en grandes masas de agua como por ejemplo los lagos.

Si nos basamos en los datos de la EWEA (Euro­pe­an Wind Energy Association), en 2010, había 70,488  turbinas eólicas en tierra y 1,132 mar adentro en toda la UE. Con los avances tecnológicos actuales las turbinas están llegando a ser más grandes y más eficientes: la misma cantidad de energía puede ser generada con menos turbinas.

Una turbina de tamaño medio en tierra manufacturada en 2014 puede proveer de energía a cerca de 1,500 hogares de media. La media de una turbina de 3.6 MW en alta mar puede proveer a una media de 3,312 hogares en Europa.

Hoy en día (2015), el desarrollo de los molinos en tierra es más económico que los de mar adentro. Sin embargo, en los años venideros, al ser las turbinas eólicas en alta mar de mayor tamaño, los precios se reducirán y esto hará a las turbinas en alta mar ganar competitividad.

En 2014, de acuerdo con EWEA, había 19.5 MW de capacidad energética eólica instalada por cada 1,000 de territorio en la UE, con las mayores densidades en Dinamarca y Alemania. A pesar de que 25 de los 27 Estados Miembros de la UE usan energía eólica, existe aún una cantidad significativa de capacidad energética disponible en países como Francia, Reino Unido e Italia.

La capacidad total instalada de energía eólica al final de 2012 cubre el 7% de la demanda anual energética de la Europa de los 27.

El viento provee el 26% de la electricidad producida en Dinamarca, mientras que en Portugal y en España se produce en torno a un 16% de su electricidad gracias al viento, seguido de Irlanda (12%) y Alemania (11%).

Ventajas

  • La producción de electricidad de energía eólica no causa emisiones de gases de efecto invernadero. Una turbina producirá hasta 80 veces más energía de la que se ha necesitado para construir, instalar, hacer funcionar, mantener y desmantelar la planta energética (cálculo de EWEA). EWEA estima que, en 2011, la energía eólica supuso la no emisión de 140 millones de toneladas de CO2 en la UE, el equivalente a poner el 33% de los coches de UE – 71 milliones de vehículos – fuera de la circulación.
  • Al contrario que los combustibles fósiles, el viento como ‘materia prima’ no tiene coste alguno y siempre estará disponible.
  • Las plantas de energía eólica ocupan un espacio limitado en el suelo, permitiendo el uso de la tierra alrededor (ej. agricultura).
  • El tiempo de construcción normalmente es muy corto – un parque eólico de 10 MW puede ser construido fácilmente en dos meses. Un parque eólico mayor a 50 MW puede ser construido en 6 meses.
  • A diferencia de los combustibles fósiles y plantas nucleares, la energía eólica utiliza muy poco agua para producir electricidad. El hecho de que la escasez de agua ya es una cuestión preocupante y de que empeorará gravemente por culpa del cambio climático y del aumento de la población, la enegía eólica es clave para preservar los recursos hídricos.

Inconvenientes

  • El viento no es constante: es posible que se produzcan tormentas al igual que ausencia total de viento. Si no hay viento, la turbina eólica no producirá energía en absoluto. Es por esto que las turbinas eólicas han de ir acompañadas de soluciones inteligentes en la red y de plantas de producción de energía intermedias (como por ejemplo bioenergía o energía hidráulica).
  • Los parques eólicos también han sido muy criticados por la contaminación acústica. El problema de la contaminación acústica es fácil de resolver escogiendo una localización ideal de las turbinas e invirtiendo en tecnología de las turbinas. Puedes consultar la entrevista llevada a cabo en 2009 a la Asociación  Norteamericanamericana y Canadiense de la Energía Eólica para más información.
  • La energía eólica es también  muy criticada por arruinar los paisajes (esto depende de los gustos, así que se puede debatir mucho). Escogiendo el lugar apropiado se puede resolver este contratiempo también. La mayoría de los estados de la UE han identificado importantes paisajes, área protegidas y lugares patrimonio de la humanidad o con relevancia cultural, lo cual ayuda a los productores de energía a encontrar lugares más fácilmente y con menos inconvenientes.
  • Las turbinas eólicas pueden afectar a las aves y murciélagos. Si un paruqe eólico es construido en una sitio sin un estudio previo, puede perturbar la puesta o la alimentación de los pájaros. También pueden interferir en las migraciones e incluso pueden causar la muerte. Sin embargo,  las muertes por razón de colisión con las turbinas representan una fracción muy pequeña de todas las razoes en las que las personas estamos detrás como por ejemplo la colisión con edificios o vehículos. De nuevo, estos problemas pueden ser evitados eligiendo los sitios adecuados para la producción de energía eólica.  No cuesta nada que los parques eólicos estén sujetos a estudios de impactos medioambientales con regularidad. Esto asegura que su efecto inmediato en los alrededores, incluyendo fauna y flora, sea objeto de estudio antes de que la construcción comience. A pesar de su impacto en las aves, las ONGs ornitológicas apoyan la energía eólica. Por ejemplo, muchas están de acuerdo que el cambio climático es la única gran amenaza para las aves y que el viento y las renovables son la clara solución al cambio climático.

   Puedes leer más sobre el impacto medioambiental de la energía eólica en este muy detallado artículo de Wikipedia.

   EKOenergía establece criterios a la energía eólica y a las otras renovables. La energía eólica de EKOenergía proviene siempre de parques eólicos lejanos a hábitats en peligro, rutas migratorias, áreas protegidas y sitios patrimonio de la humanidad.