Razones para apoyar el movimiento #FridaysForFuture

Antes del día internacional de protestas climáticas del movimiento FridaysForFuture, enumeramos algunas buenas razones para apoyar a la juventud en huelga escolar.

1.  Ninguna otra campaña ha puesto de relieve la urgencia de la crisis climática de forma tan clara y directa. Simplemente no podemos esperar a resolver el problema hasta que estos jóvenes hayan terminado sus estudios. Las emisiones de carbono tienen que disminuir drásticamente de AHORA en adelante. Si no, veremos un cambio climático incontrolable y un caos climático.

2.   La campaña es un gran ejemplo de lo que los “extraños” pueden lograr juntos cuando tienen un objetivo común y cuando confían los unos en los otros. A nivel local, los jóvenes con diferentes perfiles y habilidades se están uniendo, cooperando y haciendo grandes cosas. A nivel internacional, las personas que hablan diferentes idiomas y viven en situaciones sociales y económicas muy diferentes copian los eslóganes y las ideas de los demás. Se envían mensajes de apoyo y se animan unos a otros… Todo esto está conduciendo a resultados impresionantes. Pensemos, por ejemplo, en la campaña de Bélgica, donde Anuna De Wever y 1 o 2 amigas tuvieron la idea de “copiar a Greta Thunberg” a mediados de Diciembre de 2018. Un mes después, el 24 de Enero de 2019, 35.000 escolares se reunieron a ellas en las calles de Bruselas..

3.  En más países, la campaña está llevando la crisis climática no sólo a las primeras planas y a las principales noticias, sino también a las conversaciones de todos los niveles: al trabajo, a los medios de comunicación, en la política, en las casas… ¿Recuerdas el efecto “Al Gore”? #FridaysForFuture es similar, pero más fuerte, más persistente y más masivo. Los políticos tienen que reaccionar.

4.  Durante demasiado tiempo ha habido una sensación general de que el cambio climático es difícil de entender: Un tema para científicos, expertos y comisiones parlamentarias, pero no algo que contar en los principales medios de comunicación. Ahora nos damos cuenta de que los estudiantes, algunos de los cuales sólo tienen 13 años o menos, son capaces de explicar los hallazgos científicos de una manera correcta y comprensible a grandes audiencias (¡por ejemplo, en televisión!). #FridaysForFuture hace que las consecuencias y las víctimas del cambio climático sean más visibles y tangibles. Solíamos pensar que el cambio climático afectaría a “países lejanos” y a “generaciones futuras”. Pero no: lo que hagamos en los próximos 3 años, afectará toda la vida de estos jóvenes. Da una dimensión completamente nueva al debate y eso debería cambiar las cosas.

5.  Sólo podemos admirar la forma en que se desarrollan las acciones y las manifestaciones: esperanzadoras, tranquilas y pacíficas. Necesitamos más como estas, ¡muchas más!

6.  Estos jóvenes simplemente lo hacen. En la política, así como en el mundo de los negocios y en otros lugares, existen con demasiada frecuencia cientos de razones para no hacer las cosas. No hay tiempo, la acción no está en el plan anual, no hay dinero, no está en la descripción del trabajo… Es realmente alentador ver que las cosas pueden ir rápido cuando la gente entiende que las cosas son urgentes.

7.  El discurso de estos jóvenes se basa en la ciencia. En las entrevistas, muchos de los portavoces del movimiento demuestran que han hecho mejor sus deberes que los políticos y otros responsables de la toma de decisiones. Esto también lo confirman los propios científicos: miles de científicos han firmado cartas de apoyo en las que confirman que los activistas tienen razón.

8.  La campaña está dirigida por gente que se preocupa. Esto llega justo a tiempo, ya que muchos de nosotros nos fuimos acostumbrando poco a poco a la demonización, la intolerancia, la indiferencia y el machismo, que nos trajo un número cada vez mayor de líderes populistas y sus seguidores.

9.  Cuando te das cuenta de todo el entusiasmo, sabes que esto no va a desaparecer pronto. Por el contrario, este movimiento tiene el potencial de crecer mucho más. Son buenas noticias, muy buenas noticias. Porque los políticos claramente no se moverán si no sienten la presión de la calle.

10.  Los activistas no sólo se centran en las emisiones totales, sino también en la equidad: asegurarse de que los recursos del mundo (y el resto del presupuesto de carbono) se compartan equitativamente entre todas las personas, sin importar dónde vivan.

11.   #FridaysForFuture es inclusivo y acogedor, no divisorio. El mensaje de la juventud es: “Os necesitamos a todos”. Esta es una invitación que no podemos rechazar. Cada vez más,’padres para el clima’ y’abuelos para el clima’ se están uniendo a las acciones. Y también muchos otros. ¿Por qué no se unirían también los sindicatos y empresas?

12.  Los activistas se centran en sus propios responsables: sus ayuntamientos, sus parlamentos. Es fantástico. En los debates sobre el clima, el debate se centra con demasiada frecuencia en lo que otros deberían hacer. En particular sobre lo que los países y las personas del otro lado del planeta deberían hacer. Por último, el debate está pasando de “Los demás países deberían actuar primero, porque son los que más contaminan” a “Tenemos que hacerlo juntos y, si somos un ejemplo, los demás tendrán que seguir”.

13.   La juventud no pide una revolución. No se trata de una campaña contra el orden existente o contra las personas. Los jóvenes piden que los políticos y otros responsables de la toma de decisiones lean los informes del IPCC y actúen en consecuencia. La campaña también aporta solidaridad internacional y demuestra que los objetivos medioambientales comunes pueden ser un antídoto contra la polarización y el extremismo..

14.  Las acciones dejan claro cómo de mal preparados están algunos de nuestros responsables de toma de decisiones -una de las sorpresas más desagradables de los últimos 12 meses-. Muchos de ellos simplemente no saben qué responder. Muchos dicen tonterías, se vuelven arrogantes, se enfadan…. Puede que pensáramos que nuestros líderes tenían planes y que todo estaba bajo control. Pero ahora está claro: no tienen un plan y las cosas no están bajo control. Casi ningún político, si es que hay alguno, ha elaborado un plan que considere la crisis climática como una crisis. Probablemente no saben que la “casa está en llamas”.

15.  Esta campaña está dirigida por jóvenes, que planifican y preparan en su tiempo libre, es decir, después de la escuela y deberes. Muchos pueden encontrar esto `bueno’, pero no lo es. Los jóvenes no deberían pasar su tiempo libre limpiando el desorden que los adultos han creado durante sus horas de trabajo.

16.  Aunque algunas escuelas apoyan a estos estudiantes en huelga, muchos se están arriesgando al estar fuera de la escuela ilegalmente. Incluso cuando no se enfrentan a riesgos de expulsión, siguen faltando a clases, lo que significa que tienen que ponerse al día durante su tiempo libre o que corren el riesgo de perder calificaciones. Si estamos en condiciones de reducir sus riesgos, deberíamos hacerlo. Porque están en huelga para asegurar un futuro mejor para todos nosotros.

17.  Es muy alentador ver las miles de fotos de individuos y grupos parados frente a sus ayuntamientos y parlamentos en todo el mundo compartiendo el mismo mensaje. Esta campaña ayuda a los activistas de todo el mundo a comprender que no están solos y esto les da la fuerza para continuar. Con demasiada frecuencia, el activismo climático ha sido, y sigue siendo, un negocio solitario (y frustrante).

18.  Muchos portavoces de las campañas son atacados y amenazados verbalmente, por grandes y pequeños trolls de los medios de comunicación. Los activistas no sólo luchan contra el cambio climático, sino que también tienen que resistir el odio y la estupidez. Y lo hacen de una manera increíblemente tranquila, admirable y digna. ¡Respeto! Tenemos que apoyarlos en todo lo que podamos.

19.  Los activistas no tienen superpoderes, no son super-ricos o no eran famosos el día en que comenzaron sus acciones. Son como (la mayoría) tú y yo. Si ellos pueden hacer las cosas diferentes, ¿por qué no nosotros? Los jóvenes nos están sosteniendo un espejo y nos hacen pensar. Eso no siempre es agradable. Pero eso es extremadamente útil y ahora mismo es muy necesario.

20.    Los discursos de Greta Thunberg están entre los mejores y más inspiradores de los que se han pronunciado en estos últimos 20 años de acción climática (discursos en inglés): Greta Thunberg en la COP 24 en Katowice, Polonia, Diciembre de 2018, Huelga escolar por el clima – salvar al mundo cambiando las reglas, TEDx-Estocolmo, Diciembre de 2018, Discurso especial, Reunión anual del Foro Económico Mundial, Enero de 2019, Discurso completo de Greta Thunberg a los políticos de la UE en Bruselas, Febrero de 2019.

Escrito por Steven Vanholme
Director general de EKOenergía